El seleccionado que representará a Argentina en los Juegos Olímpicos sufrió un robo mientras disputaba el último partido de la gira ante México en Puebla.

La preparación de la selección Sub 23 que dirige el Vasco Olarticoechea terminó de la peor manera. No por un resultado futbolístico (empate 0-0 ante México), sino porque el plantel fue desvalijado mientras disputaba el último compromiso ante la selección azteca.

Todo sucedió ayer por la noche. Aprovechando que toda la delegación estaba distraída con el partido, un grupo de delincuentes entró al hotel donde se aloja el equipo argentino y les robó sus objetos personales de valor: artículos tecnológicos, dinero y ropas.

Claudio Tapia es el responsable de la delegación. Habló con la prensa y aseveró: «Cuando ingresamos a las habitaciones para cambiarnos para ir a cenar nos dimos cuenta que estaba todo revuelto; faltaban distintos efectos personales y dinero: queremos que alguien se haga responsable».

“Nadie ha sufrido daños personales porque las habitaciones estaban todas desocupadas» dijo también y agregó que están evaluando que medida tomar ante los encargados de la seguridad del hotel.

Hoy por la tarde, el equipo argentino viajará rumbo a Brasil, donde el 4 de agosto debutará en los Juegos Olímpicos ante Portugal.