El Fideo jugó su primer partido oficial en los Red Devils en lo que fue empate sin goles ante Burnley de visitante por la tercera fecha de la Premier League, en donde todavía no pudieron ganar. A veinte minutos del final se retiró acalambrado.

Pese a que el dueño de casa recién está ascendido y venía de dos derrotas, los de Louis Van Gaal la pasaron mal en los primeros minutos, incluso salvándose de un tiro libre de David Jones que pegó en el palo.

Las jugadas de riesgo llegaron sobre el final y en la segunda parte, con Ángel como pilar fundamental tanto con sus pelotazos desde mitad de cancha directo al área para Robin van Persie, como con sus intervenciones desde la izquierda para mandar los centros. Pero parecía apropósito como el holandés y Wayne Rooney desperdiciaban oportunidades.

Los Rojos (hoy de blanco), que el martes habían sido goleados por el MK Dons de la tercera división por la segunda ronda de la Copa de la Liga, venían de empatar con Sunderland y caer con Swansea en el debut. Por eso solo tienen dos puntos antes de recibir al Queens Park Rangers dentro de dos semanas.

Hoy también jugarán Manchester City vs. Stoke, Newcastle vs. Crystal Palace, QPR vs. Sunderland, Swansea vs. West Bromwich, West Ham vs. Southampton y Everton vs. Chelsea. Para mañana quedarán Aston Villa vs. Hull City, Tottenham vs. Liverpool y Leicester vs. Arsenal.