En el marco del paro nacional convocado para mañana por la CGT de Hugo Moyano, la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, y la CTA de Pablo Micheli, se realizan manifestaciones de distinto tipo en la Capital Federal. Si bien las consignas que levantan los sindicatos opositores al Gobierno son la «inflación, el salario y el impuesto a las ganancias», los reclamos se diversifican de acuerdo a la manifestación. Hay concentraciones en los Puentes Saavedra, Pueyrredón, Alsina, Avenida de Mayo, Panamericana.

En la Panamericana, nuevamente el epicentro estuvo concentrado con la protesta de los trabajadores de la autopartista norteamericana Lear, acompañados de estudiantes universitarios y militantes del Frente de Izquierda, que desde hace tres meses se mantienen organizados en un plan de lucha para defender los puestos de trabajo. Reclaman que se vuelvan a reincorporar los trabajadores despedidos y reabrir los canales de diálogo con el Ministerio de Trabajo, que en un principio había prometido restablecer la situación pero luego se desentendió del tema.

En Avenida de Mayo, manifestantes protestan por el desalojo del barrio «Papa Francisco» de Villa Lugano, violentamente desalojado por la Policía Metropolitana días atrás. Por su parte, en Puente Saavedra, se manifiestan trabajadores nucleados dentro de la CTA que responde a Micheli.

Se busca que para la tarde todas las manifestaciones coincidan en una marcha masiva en Plaza de Mayo.

En respuesta a esto, hay un fuerte operativo articulado por distintas fuerzas de seguridad coordinado por el ministro Sergio Berni, que esta mañana se hizo presente ante las cámaras al salir de un helicóptero en plena Panamericana. A su vez, Berni no descartó intervenir en algunos cortes según las circunstancias, para poder garantizar el derecho a trabajar de aquellos que no están de acuerdo con la medida de fuerza.

Sergio Federico Chiapparrone