«Ventana abierta a la diversidad de las culturas y puente tendido entre las civilizaciones, vector de valores, de saberes, del sentido estético y de la imaginación, el libro es ante todo obra de la inteligencia, la creatividad y la cultura humanas: por ello enriquece el patrimonio inmaterial de la humanidad». Koïchiro Matsuura, Director General de la UNESCO.

Esta fecha representa un día simbólico para la literatura mundial, ya que conmemora el fallecimiento en 1616 de célebres personalidades como Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. El día además rinde homenaje al nacimiento o muerte de otros personajes prominentes de la cultura como Maurice Druon, Haldor K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

La iniciativa de celebración de este día, surgió como un decisión espontánea durante la Conferencia General de la UNESCO, celebrada en París en 1995, convocada para rendir homenaje universal a diversos libros y autores.

Cada año, la UNESCO conjuntamente con la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias, eligen una capital mundial del libro cuyo mandato empieza cada 23 de abril.  En esta oportunidad, la ciudad elegida fue Incheon, en la República de Corea; en reconocimiento de su programa encaminado a promover la lectura entre los jóvenes y los sectores menos favorecidos de la población.

 

«