“Una bella ancianidad es, ordinariamente, la recompensa de una bella vida”. Pitágoras (582-500 a.C.)
 
La fecha fue decretada por la Asamblea General de las Naciones Unidas como medio para concientizar sobre los problemas en torno al abuso y maltrato de las personas mayores.
 
El tema se centra en un antiguo debate en el mundo que abre la polémica sobre las diversas formas de violencia que sufren las personas en su vejez, momento en el cual se encuentran en estado más debil. Por ello, la Organización de las Naciones Unidas definió esto como un problema social mundial que afecta la salud y los Derechos Humanos de millones de personas mayores.
 
Los países que presentan mayor índice de violencia en América Latina son Colombia, Brasil y Panamá, con un promedio de 102 mil denuncias anuales de extrema violencia, de los cuales un 38 % corresponden con adultos mayores. En Argentina, las cifras arrojan una cantidad de 33.600 adultos mayores que sufren las consecuencias de la violencia familiar.