«Doná voluntariamente, doná a menudo. Donar sangre es importante”, anuncia la campaña 2015. 

Esta fecha se orienta a la concientización de los procedimientos de transfusiones de sangre cuyo fin esencial contribuye a salvar millones de vidas cada año e incrementa la esperanza y la calidad de vida de pacientes con enfermedades potencialmente mortales. La importancia de la donación de sangre, desempeña además un papel fundamental en la atención maternoinfantil y los desastres naturales causados, mayoritariamente,  por el ser humano.

Este año, el Día Mundial del Donante de Sangre, se realizará bajo  el lema «Gracias por salvarme la vida». Los países elegidos como anfitriones son China ( a nivel global) y Brasil (para la Región de las Américas).  El objetivo se centra en agradecer a los donantes por sus donaciones, al salvamiento de vidas y a promover a lo largo del mundo los beneficios en torno a la donación de sangre, esencialmente, de forma voluntaria y con regularidad, «Dona voluntariamente, dona a menudo. Donar sangre es importante.”, promueve.

Los objetivos de la campaña de este año son:

  • agradecer a los donantes de sangre sus donaciones, que permiten salvar vidas humanas;
  • promover la donación de sangre voluntaria y no remunerada;
  • concienciar a la población sobre la necesidad de donar sangre con regularidad debido a que los componentes de la sangre tienen un periodo de conservación breve, y animar a los donantes habituales y a posibles donantes a que donen sangre con regularidad;
  • centrarse en la salud de los donantes y en la calidad de la atención que reciben, pues son factores fundamentales para obtener su compromiso y promover el deseo de donar regularmente; y
  • convencer a los ministerios de salud de que manifiesten su reconocimiento a los donantes voluntarios no remunerados y proporcionen recursos suficientes para prestarles una atención de calidad.