La fecha fue establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para celebrar el Día Mundial del Paciente Trasplantado con el objetivo de concienciar sobre la necesidad que tienen millones de personas –pacientes crónicos o terminales- de recurrir al trasplante de órganos como la única opción de continuar con vida.

En la actualidad, la donación de corazón, pulmones, hígado, riñones, páncreas, intestino, puede constituir la diferencia entre la vida y la muerte para otro ser humano, además de la posibilidad de abrir nuevas esperanzas a receptores de piel, córneas, válvulas cardíacas, tendones, nervios y cartílagos, entre otros.

Según registros  recientes difundidos por la OMS de acuerdo a trasplantes realizados en 98 países, el órgano con mayor demanda es el riñón. En 2005, se trasplantaron 66. 000, lo que representa sólo el 10% de la demanda estimada. Ese mismo año, se trasplantaron 21.000 000 hígados y 6.000 corazones.

Tras los registros de  pacientes trasplantados y con necesidad de trasplante  obtenidas  en muchos países, las autoridades sanitarias estiman que se están efectuando actualmente apenas un 10% de los trasplantes que se requieren a nivel global.