El campeón sudamericano no pudo frente a Quilmes, en su primer partido en casa del torneo, pese a que los goles de Teófilo Gutiérrez y Leonardo Ponzio les dieron el triunfo parcial en el segundo tiempo. Es que no contaban con los tantos de Diego Bounanotte y Sebastián Romero.

El primer tiempo fue demasiado poco entretenido, con la única duda siendo cuándo iban a poder marcar el gol los de Marcelo Gallardo. El Cervecero salió con una línea de cuatro que difícilmente era vista fuera del área, y cuando los Millonarios tenían la pelota cerca de la zona de riesgo, tres volantes ser pegaban a la línea de fondo.

Además como casi no presionaban, River tocó sin problema, buscando por un lado y luego por otro al encontrar difícil llegarle a Fabián Assman. Claro que cuando terminaba el primer tiempo comenzaron a ponerse impacientes y a probar desde fuera del área.

El tanto de Teófilo en el octavo minuto del segundo tiempo no fue ninguna sorpresa, aunque no debería haber valido ya que cuando Camilo Mayada recibió de Leonardo Pisculichi antes de picarla para el colombiano, estaba adelantado.

Lo que sí fue inesperado fue el gol de Bounanotte, no porque le convirtió al club del cual salió (obviamente no gritó el gol), sino porque no se esperaba la reacción del equipo de Julio Falcioni. De todas formas la asociación del ex Málaga con Claudio Bieler resultó en un golazo desde fuera del área.

River no había dejado de buscar el gol, y solo tres minutos después, a los 71, Leonardo Ponzio le dio lógica al resultado con su disparo bien lejos del arco tras un rebote que entró gracias a los defensores que taparon a Assman. Su último gol había sido más de un año atrás ante Gimnasia.

Romero seguramente sabía que habían hecho mucho menos que su rival para ganar el partido, pero cuando a trece minutos del final recibió solo el pase de Rodrigo Gómez porque Leonel Vangioni tardó en achicar, vio el palo más lejano y volvió a empatar el partido, que en el final estuvo varias veces cerca de ser para River, y casi nunca para los del Sur.

Los de Nuñez habían debutado con un 4-1 ante Sarmiento en Junín, pero el jueves habían caído con San José en Bolivia por la Copa Libertadores. El domingo irán a Córdoba para enfrentar a Belgrano, y luego serán locales de Tigres de México. Quilmes venía de caer con Lanús, y el sábado será local de Independiente.

Hoy además empataron por este mismo resultado Nueva Chicago y Unión, así también como el Rojo y Sarmiento aunque por 1-1. El que pudo ganar fue Newell’s ante Aldosivi en Mar del Plata por 1-0, y luego jugarán Colón vs. Argentinos y Temperley vs. Boca.