Un eclipse total de luna, que presentó un espectáculo singular ya que coincidió con el punto de órbita de ese satélite más cercano a la Tierra, fue visto en todo el país y el resto del continente, por lo que se lo pudo apreciar teñido de color rojizo y de un brillo especialmente intenso.

Cientos de personas, muchas de ellas en familia, se acercaron al Planetario de Buenos Aires, en la Ciudad de Buenos Aires, para no perderse ni un detalle.

Si bien el próximo eclipse de luna se podrá ver en la Argentina el 27 de julio de 2018, un espectáculo similar al de hoy, con la llamada «súper luna» por su proximidad a la Tierra, se repetirá en 2033. El último había sido en 1982 y en un siglo se produjeron solamente cinco.