El Banco de la Nación Argentina quedó envuelto en un caso de lavado de dinero, informó hoy el diario The Wall Street Journal. De todas maneras, la imputación caería contra los responsables de la cuenta del banco que se investiga por manejar dinero ilícito.

Los investigadores federales trazaron el año pasado el supuesto esquema de lavado de dinero que pasaba a través de la sucursal de Nueva York del banco estatal, cuyo programa de cumplimiento había sido controlado por la Reserva Federal.

Según el artículo firmado por Ryan Tracy, la sucursal de Park Avenue del Banco de la Nación Argentina procesó más de 20.000 cheques entre 2005 y 2012 para un cliente que manejaba fondos ilícitos (una casa de cambio de Mar del Plata, Moneta), según una demanda presentada en el año pasado en la Corte Distrital de Estados Unidos por la Fiscalía de Montana.

La conexión entre el Banco Nación y el presunto esquema de lavado de dinero surgió cuando el Servicio de Impuestos Internos (IRS, la AFIP de Estados Unidos) y la Fiscalía de Montana se movieron para apoderarse de unos 45.000 dólares de una cuenta en el banco a nombre de La Moneta Cambio S.A.

Según la denuncia, el presunto esquema de lavado era operado por Germán Coppola, un ciudadano argentino que, según los fiscales, trabajaba con La Moneta para mover alrededor de 60 millones de dólares a través de una red de empresas de Estados Unidos, entre ellas, una registrado en Montana, entre 2009 y 2011.