Fue en el acto de inauguración del Hospital de Día de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA), en Chaco. La obra se consideró “una verdadera revolución en materia de inversión sanitaria”.

El jefe de gabinete, Jorge Capitanich, encabezó la inauguración del Hospital de Dia, en Resistencia (Chaco), a cargo de la asociación ALUBA que lucha contra la bulimia y anorexia. «Esta infraestructura edilicia constituye una meta de políticas públicas», en esa provicnia “que lleva adelante una verdadera revolución en materia de inversión sanitaria», señaló.

La nueva institución -que alcanza los 281 metros cuadrados y cuya inversión demandó un costo de de 1.545.000 pesos-, se emplaza en las inmediaciones del Hospital Perrando y brindará asistencia integral a toda la provincia.

Según lo informó un comunicado de prensa, el hospital tendrá atención terapéutica general destinada a personas que sufren patologías alimentarias y conforma una de las ocho delegaciones que ALUBA posee en el interior del país.

Finalmente, Capitanich destacó: «Todas estas acciones, sin duda nos permitieron mejorar significativamente los indicadores de salud, como la mortalidad infantil y materna, las enfermedades crónicas no transmisibles y las patologías transmisibles, entre otras», concluyó.