Chile se quedó por primera vez en la historia con la Copa América, al derrotar a la selección argentina por penales en el estadio Nacional de Santiago.

Los locales fueron superiores durante los noventa minutos, pero el partido terminó 0 a 0.

Luego de ello vino el alargue, y si bien los dos equipos estaban cansados, a Chile se lo notó con mucho más físico que al argentino.

Tras no romper el 0 tampoco en el tiempo extra, llegaron los penales, donde por primera vez apareció Messi, que anotó su penal, mientras que Higuaín mandó el suyo a Mendoza, y a Banega se lo contuvo el arquero chileno Bravo.

Fin de la historia, otro fracaso de la selección en una nueva final y otro fracaso de Messi, que sólo juega bien en Europa, y con Argentina no ha ganado nada.