El equipo de Gallardo rescató un punto en el complemento, luego de ir perdiendo 1-0 por un macanón de Funes Mori en el primer tiempo. Sánchez, con una tijera espectacular, selló un empate que deja un sabor agridulce.

River Plate y Tigres de México se enfrentaron en un Monumental con mucho clima en las gradas pero con un campo de juego horrible, luego de los dos recitales del fin de semana. Mientras los visitantes venían de vencer en la fecha 1 a Juan Aurich, el Millonario necesitaba recuperarse de la derrota sufrida ante San José, en Bolivia.

Los primeros minutos vieron a un River impreciso, que no podía conectar el medio campo con la delantera y tenía serios problemas para salir jugando. Recién desde los 25 minutos, la Banda comenzó a generar peligro, con remates de Sánchez, desbordes de Vangioni y un Teo metido en el juego.

En el mejor momento de los locales, cuando Tigres sólo se dedicaba a defender, Funes Mori volvió a cometer un error que le costó demasiado caro a su equipo. Le dejó servidita la pelota a Guerrón, que sólo debió eludir a Chiarini para poner el 1-0. Baldazo de agua fría para Gallardo que tendría que reacomodar piezas.

En el complemento, River siguió insistiendo para llegar al menos al empate. La entrada de Mayada por Mercado y la de Balanta por Funes Mori (salió lesionado por un rodillazo de Chiarini) le dieron oxígeno al equipo de Gallardo, que se volcó totalmente al ataque y dispuso de muchas ocasiones.

El premio llegó en uno de esos típicos córners de Pisculichi. Está vez la pelota se dirigió a Balanta, que luchando arriba le dejó la bocha servida a Sánchez, cuya destreza quedó demostrada luego de sacar un tremendo remate de tijera que se metió por el segundo palo. Golazo de River para ilusionar a los hinchas que coparon el Antonio Vespucio Liberti.

Luego de la paridad, Tigres tuvo algunas chances de convertir, pero Guerrón y compañía no estuvieron precisos. El Millonario fue en realidad el que más peligro generó, empujado por su gente y por la calidad de sus delanteros. La más clara fue de Mora, que recibió una pelota en altura y estrelló su remate contra el palo.

Empate agridulce para River, que jugó bien pero le faltó algo de eficacia y suerte. Ahora, Tigres lidera el grupo 6 con 4 puntos, seguido por San José (un partido menos) y River, con un punto. Cierra Juan Aurich sin unidades y con un partido por jugar ante los bolivianos.