En la jornada del sábado, España se impuso 3 a 0 ante Italia, con dos goles de Isco y uno de Morata, que ingresó en el segundo tiempo.

La “furia roja” le sacó tres unidades de ventaja a “los tanos”, y 10 goles en la diferencia. Así, ve cada mas cerca su pase directo al mundial.

Un encuentro entre dos potencias futbolísticas como España e Italia, siempre resulta atractivo. Mas aun, si el choque puede resultar determinante para acceder a la próxima edición del mundial.

Ese era el contexto que presentaba dicho cotejo, a disputarse en el Santiago Bernabeu.

Ambos llegaban como lideres con 16 puntos, con rivales de un escaso nivel, como Macedonia, Albania, Israel, y ni que hablar de Liechtenstein.

El ganador, probablemente, se allanaría el camino a Rusia 2018, teniendo en cuenta que el vencedor del grupo, clasifica de forma directa. Mientras que quien resulte en segundo lugar, deberá afrontar un repechaje, mano a mano con otra selección.

El local, jugó un partido muy bueno, digno de destacar. Dominó ampliamente el trámite. Tuvo la buena reacción de De Gea en el arco, ante las pocas veces que los italianos pudieron aproximar algún tipo de peligro.

En el primer tiempo, Isco se lució, aprovechando el buen presente que está viviendo, el mismo que lo hace una pieza clave en el andar del Real Madrid.

Un tiro libre, con complicidad de Buffón, se transformó en el 1 a 0, y allí, parecía todo demasiad cuesta arriba para los visitantes.

Tiempo mas tarde, el mismo ex jugador del Málaga, metió un zurdazo cruzado para el 2 a 0. En este si, el veterano arquero no tuvo nada para hacer.

Álvaro Morata, quien había ingresado en el complemento, puso el 3 a 0, cuando restaban poco más de diez minutos para que se acabara el partido.

Aquella cifra, seria definitiva. Sobre el final, para agasajo del público presente, se vino el cambio que significó el retorno de David Villa a la selección española. Al mismo tiempo, Isco fue quien salió reemplazado por el “guaje”. Ovación por partida doble. Para el que se retiró del campo de juego, tras una gran actuación, y también para el goleador histórico del seleccionado.

Los de Lopetegui desplegaron un buen juego, y despachó sin atenuantes a la “azzurra”. Si la lógica prevalece de aquí en más, estos, deberán primero, quedarse con el segundo puesto, y luego, pasar a otro rival en un cara a cara, para arribar a la cita mundialista del año próximo.

España, por su parte, se mostró sólido, y se encamina a quedarse con el grupo, y sacar pasaje si escala a Rusia.