El seleccionado de rugby cayó ante Sudáfrica por 13-6 en el estadio Loftus Versfeld por la primera fecha del Rugby Championship, pero en los últimos diez minutos jugaron dentro de los 22 metros, e inclusive estuvieron a centímetros del in-goal. En siete días en Salta será la revancha.

El partido comenzó de la peor manera, con mucha lluvia – incluso granizó durante los himnos – y try de Ruan Piennar antes del minuto y medio luego de un line y maul en el mediocampo, y la asociación del medio-scrum y el wing Cornall Hendricks.

Pero luego el juego de los de Daneil Hourcade fue en alza, estando muy firmes en defensa y ganando territorio con la patada, aunque ganaron muy poco de arriba ante los backs locales. Nicolás Sánchez descontó a los 7 y 42 minutos con dos penales (previo al último Handre Pollard puso el 10-3 con el que se fueron al entretiempo), y a los 50 Morne Steyn con otra patada a los palos dejó el resultado final.

Hasta los quince minutos finales los Pumas no habían podido pasar al campo rival en la segunda parte, con una buena defensa aunque dentro de las 22, y patadas que eran pelotas perdidas. Pero gracias a las fallas en la defensa sudafricana, ganaron terreno y en el final luego de un line quedaron a metros del in-goal, y hasta Sánchez tapó una patada pero no pudo agarrar la pelota dentro de la zona de try.

En la madrugada habían empatado 12-12 Australia y Nueva Zelanda en Sydney, perdiendo así los All Blacks la oportunidad de conseguir el record de 18 victorias seguidas. Éstos se reencontrarán el sábado en Auckland, y luego Argentina irá a Oceanía, primero a Napier y luego a Gold Coast. A finales de septiembre recibirán a los neozelandeses en La Plata y luego a los Wallabies en Mendoza.

ARVE Error: no id set