Una de las leyendas de la música, el emblemático Freddie Mercury, vuelve para emocionarnos con «Time Waits For No One», una versión nunca antes publicada de “Time”, grabada en 1986.

Por primera vez en la historia, después de cuatro décadas enterradas profundamente en las bóvedas, una versión inédita de «Time» sale a la luz, grabada en 1986 por Freddie Mercury para el álbum conceptual del exitoso musical del mismo nombre, finalmente emergió después de dos años de trabajo del músico, compositor y productor de éxito mundial Dave Clark, un amigo de Freddie desde hace mucho tiempo, que utiliza el título completo de la canción, «Time Waits For No One».

«Time Waits For No One» muestra a un Freddie Mercury en toda su plenitud; en una interpretación desnuda de efectos, acompañado solo por un piano, mostrando una de las más impresionante y queridas voces del mundo de la música.

La canción se publica esta semana vía Virgin EMI / Universal Music Group acompañado con un potente y emotivo nuevo vídeo, el cual se estrena este jueves 20 de junio. El clip fue dirigido y producido por Dave Clark.

Esta es la historia detrás de la canción…

“Time” fue la creación de Dave Clark, anteriormente líder de la banda The Dave Clark Five, y uno de los músicos, compositores y productores británicos más prolíficos y celebrados. Time, el musical del West End, que se estrenó en el Dominion Theater de Londres en abril de 1986, era una mezcla de ciencia ficción, música rock y efectos especiales y multimedia adelantados a su tiempo. Con un reparto que incluyó en su momento a Sir Laurence Olivier y a Cliff Richard, rompió los récords de venta y la vieron casi un millón de personas en sus primeros dos años de representación.

Para el álbum conceptual, que vendió millones de discos, lleno de estrellas, Dave tenía una canción en mente para Freddie (“In My Defence”), y a pesar de los detractores de la industria que pronosticaron que no se involucraría en algo así, Freddie accedió a volar a Londres desde la que era su casa en ese momento, Munich, Alemania, para grabar la canción en los estudios Abbey Road en octubre 1985. De la minimalista banda de cuatro músicos de Dave, Mike Moran, conocido de Dave Clark, que no conocía a Freddie, tocó el piano; tal fue la relación que entabló con Freddie aquel día que terminó escribiendo “Barcelona” junto con el líder de Queen años más tarde. La sesión de “Time” se grabó en una serie de noches a horas tardías alimentadas con “comida fabulosa, vodka y champagne Cristal”, cortesía del chef personal de Freddie, Joe Fanelli.

Dave Clark recuerda algo más de aquella sesión: “Nos llevamos todos genial…si había algo que no me gustaba lo decía, y viceversa…los dos queríamos lo mismo: hacer algo especial”.

Cuando Freddie le preguntó si tenía algo más, Dave le respondió que sí, ofreciéndole el tema central del musical, “Time”. En enero de 1986, volvieron a los estudios Abbey Road con un grupo de músicos increíbles para grabar la canción.

Dave compuso la canción con John Christie, ignorantes los dos en aquel momento cómo de relevante el verso que dice “Time waits for no one” (el tiempo no espera a nadie) sería de relevante hoy día en la historia de Freddie. Comenzando como un tema rítmico, en la sesión se grabaron 48 pistas de voces de acompañamiento (la de Freddie más la de John Christie y Peter Straker), 2 cintas de 24 pistas unidas entre sí – algo que nunca antes se había hecho para esa cantidad de voces de acompañamiento en Abbey Road – y la versión final de “Time” compuesta por la inmensa producción de 96 pistas.

El video para la canción se filmó en tres horas un martes en el Dominion Theater y fue rápidamente desmontado todo para permitir que el musical estuviera listo para la representación de esa misma noche – se había estrenado a principios de ese mismo mes con Freddie asistiendo al estreno. Preocupados por capturar toda la actuación, se grabó en una sola toma con 4 cámaras, editandolo todo rápidamente para que estuviera listo para la emisión de esa semana del programa musical número uno de la época, Top of the Pops. Se pasó directamente a formato vídeo y salió el mismo año al tiempo que salía el single, el 6 de mayo. El metraje original filmado en 35mm fue directo al archivo.

4 décadas más adelante… 96 pistas se convierten en 1

Dave Clark siempre ha recordado la interpretación de Freddie Mercury en los estudios Abbey Road aquel 1986.  La original vendió millones, y según sus propias palabras, “funcionó”. Pero el sentimiento que tuvo durante el ensayo original, con la piel de gallina, no se ha esfumado durante décadas, y quería volver a escuchar la grabación original – solo Freddie cantando y Mike Moran al piano. Después de mucho buscar en los archivos para encontrar la versión sin las voces de acompañamiento, finalmente la encontró en la primavera de 2018.

Llamó al pianista Mike Moran de nuevo para grabar una nueva pista de piano, restaurando el enorme potencial de esta interpretación histórica en su estudio en Buckinghamshire, totalmente convencido de que “lo imposible es posible”, finalmente consiguió extraer la interpretación que había estado persiguiendo desde hacía tiempo – quitando todas las pistas y dejando la versión de 96 pistas en una con solo la voz de Freddie.

Pero el audio necesitaba el elemento visual y Dave no quería que fuera solo un copia y pega de material antiguo. Tenía los negativos originales de la toma realizada por las 4 cámaras y la película sin procesar que se había almacenado durante un tiempo en los laboratorios Rank en Pinewood. Cuatro días encerrados en una instalación especial para analizar los negativos con su editor llevaron al descubrimiento y la producción de una obra maestra visual, una perfecta representación de “la mágica interpretación de Freddie…. saboreó cada palabra”. 

“Time Waits For No One” es un tributo a la fuerza musical de Freddie Mercury; la interpretación, el drama, el rango vocal, y después de cuatro décadas esperando, por fin se publica para los nuevos y viejos fans; una alabanza al líder de «Queen», producido y dirigido por uno de sus más íntimos amigos.

La canción ya se encuentra disponible en todas las plataformas de música digital.

¡Dale Play! En TanGo Diario