Gendarmería Nacional y los choferes de la línea 60 de colectivos volvieron a enfrentarse en la autopista Panamericana, en la localidad bonaerense de General Pacheco, partido de Tigre.

Hubo más heridos, balas de goma, pedradas y gases lacrimógenos.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, explicó que dio la orden de desalojar a los trabajadores: «Se dio la orden de desalojar porque estaban cometiendo un delito federal. La Panamericana es el principal ingreso a la Ciudad», aseguró. En declaraciones a radio Con Vos, el funcionario acusó además a los manifestantes de atacar «con piedras», y sostuvo que «hay varios gendarmes heridos».

«Reprimieron a los compañeros que quisieron hacer un corte pacífico», aseguró Iván Iza, delegado de la línea 60 a la prensa.