La número cuatro del mundo se llevó el torneo de Dubái al ganarle a Karolina Pliskova (18°) por 6-4 y 7-6(4). La semana próxima estará defendiendo la corona en Doha.

La rumana tuvo un solo ace y siete dobles faltas, pero aún así pudo romper una vez en el primer set, donde salvó dos break points y su rival no falló ningún primer saque hasta el cuarto juego en el que quebró.

En el segundo parcial Simona tuvo un match points cuando sacó para partido con el resultado 6-5, pero la checa logró el octavo break del set, aunque ni siquiera sus tres aces (terminó con cinco y una doble falta) pudieron darle la corona.

La primera preclasificada consiguió su décimo trofeo, el segundo en el año luego de lo hecho en Shenzhen. En este torneo el año pasado había perdido en la primera ronda, y su primera vez en 2012 había alcanzado la segunda instancia llegando desde la qualy (en 2013 no pasó la clasificación).

Pliskova, quien jamás había enfrentado a Kvitova, buscaba la cuarta corona en su carrera luego de lo conseguido el año pasado en Seúl y Linz. Además un mes atrás en Sídney había perdido la final con Petra Kvitova.

La próxima semana se jugará el Premier de Qatar que reparte 730 mil dólares y le da 470 puntos a la campeona (Halep sumó 900 unidades por esta consagración). Allí la rumana es la segunda preclasificada, por lo que en segunda ronda jugará con Alize Cornet (19°) o alguien de la clasificación. Allí también estará Pliskova a la espera de alguna clasificada. En Río de Janeiro el título será para Irina Camelia Begu (34°) o Anna Schmiedlova (75°).