Los investigadores se encontraron con 20.000 dólares en el auto del yerno del empresario asesinado el sábado pasado en su departamento de Caballito. Es uno de los dos sospechosos del brutal hecho que fue filmado por cámaras de seguridad del lugar.

Comienzan a esclarecerse los hechos que rodean el crimen del empresario español asesinado el último fin de semana en su departamento. Es que dentro del auto de su yerno, se encontró una bolsa con 20.000 dólares, propiedad del hombre de 67 años que perdió la vida el sábado a la mañana.

Roberto Fernández Montes era un empresario que residía en Caballito. Tras sufrir un ataque al corazón, en 2010, su yerno se ofreció para ayudarlo con la administración de su fábrica. Pero, lejos de darle una mano, Santiago Corona utilizó la empresa para beneficio propio.

Todo salió a la luz hace 9 meses cuando comenzaron a llegar las intimaciones de la AFIP: «De un día para el otro Roberto descubrió que lo citaban de la AFIP porque tenía deudas, que sus camiones y sus empleados estaban sin seguro y que estaba todo impago. Su yerno era quien manejaba la administración y le escondía todo. Como él no podía creerlo me pidió ayuda y empezamos a hacer una investigación. Ahí supimos que [Corona] había sacado como 10 o 15 créditos sin consentimiento y que la plata que entraba la giraba a su cuenta corriente», contó angustiada la pareja del español.

El brutal crimen ocurrió el sábado al mediodía, cuando Fernández Montes regresaba a su departamento en el barrio porteño de Caballito. Minutos después de las 12, las cámaras registran su ingreso. A las 13:31 se lo ve ya envuelto en una sábana, siendo trasladado por los pasillos del lugar por Santiago Corona y “El Mecánico” un allegado a la empresa que comenzó a arreglar la maquinaria de Fernández Montes tras una recomendación de Corona.

“El Mecánico” llegó al departamento unas horas antes para esperar a su “patrón”.
Al yerno se lo ve ingresar justo por detrás del empresario. Minutos más tarde, las cámaras registran las crudas escenas post-asesinato.

Para trasladar el cuerpo utilizaron el vehículo de la víctima, que fue encontrado el domingo en Almirante Brown. El martes, un baqueano de Cañuelas halló los restos carbonizados de un hombre. Según la familia, son los de Fernández Montes, tras reconocer un rosario metálico que él usaba.