«Rock En Baradero», tuvo una histórica sexta edición, con la presencia de más de 30.000 personas y con localidades agotadas, en los tres días que duró el festival esté 2020.

Uno de los festivales míticos del verano argentino, Rock en Baradero, tuvo un cierre de lujo de su sexta edición de la mano de Ska-P, y también una nueva jornada con localidades agotadas. La verdadera multitud que colmó el predio Municipal estalló de satisfacción ya pasadas las 12 de la noche cuando Pulpul gritó “buenas noches Baradero”. El grupo español fue el show que coronó el festival, siendo así el broche de oro de tres noches de alto vuelo.

Previo al show de SKA-P, el escenario Quilmes se vistió de fiesta y carnaval con la presencia de Kapanga, el poderoso rock de Eruca Sativa, el histrionismo de Massacre y las celebradas actuaciones de Andando Descalzo, Insobrio y La Whillington.

El escenario Spotify fue testigo del swing de Dancing Mood, las melodías con olor a clásico de Árbol, el potente punk rock de Cadena Perpetua y las bombas musicales de bajos elevados de Mustafunk, Militantes del Climax, Acru y Bestia Bebé.

En tanto el espacio Monster recibió pop rock y nuevas tendencias de la mano de La Movida, Mamita Peyote, Rivales, Todo Aparenta Normal, Gauchita Club, Lxs Familia y La Familia Quántica.

Fue un histórico fin de semana, con más de 30.000 personas asistiendo a los 3 días, estableciendo un récord en ésta, la sexta edición del festival. Desde la transmisión oficial en el canal de YouTube alrededor de 200.000 personas siguieron desde todo el mundo los shows y también fueron parte de la Ceremonia del Verano.

Se vivieron momentos cargado de música y de buenas vibraciones dejando el sello, la marca indeleble del «Rock, la auténtica marca de Rock en Baradero».

El festival también propuso una experiencia en sí misma con sus intervenciones artísticas, actividades plásticas en vivo y la participación del público asistente. Un espacio de gastronomía ideal para el relax bajo los árboles, y también acciones para la generación de una mayor toma de conciencia ecológica y social a través de diversos contenidos, entre ellos los Ecovasos y la participación del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires.

«De esta manera Rock en Baradero dejó la vara bien alta y ya abre sus puertas para una nueva edición, porque la Ceremonia del Verano es una fija en los calendarios de verano y se vive a pleno en Baradero».

En resumen fueron: 3 Días, 3 Escenarios, 75 Bandas, 2 Fechas Agotadas, 36 horas de Shows, más de 30.000 Espectadores, y más de 200.000 personas lo siguieron por Streaming.

Disfrutalo aqui en TanGo Diario