El ex presidente de Uruguay, «Pepe» Mujica, fue entrevistado en su casa por el conductor Alejandro Fantino en su ciclo «Animales sueltos» y habló de todos los temas. El político uruguayo dejó importantes definiciones sobre su relación con Macri y con Cristina, sus años preso, el humilde estilo de vida que lo caracteriza y su visión sobre la situación política argentina.

Relación con Macri:

-«Nadie me pide que yo le salga a dar trompadas a Macri, porque estoy jodiendo a mi país. La política más abierta de Macri nos favorece. Yo quisiera que a Argentina le vaya bárbaro con Macri».

Sobre Cristina Kirchner:

-«Si Cristina cayera presa lo sentiría mucho, porque yo me peleé mucho con ella pero le tengo afecto. No la he visto hace tiempo. Ella tiene una manera de ser de la cual estoy en la vereda de enfrente».

La relación de Uruguay con Argentina:

– «Argentina es proporcionalmente demasiado grande y tiene bruta influencia acá. Cuando a la Argentina le va bien, a nosotros nos va bien; cuando a ustedes les va mal, a nosotros también. No somos hermanos pero tuvimos la misma placenta».

La visión de Mujica sobre la situación política argentina, el peronismo y la demora en la llegada de inversiones:

– «Los empresarios no invierten por un problema de la historia argentina. Porque la elección no la ganó Macri, la perdió el Justicialismo, por sus líos internos. ¿Y si el Justicialismo se junta? Alfonsín era más bueno que Lassie, y tuvo que rajarse. Porque la barra del Justicialismo cuando se junta, hay que bancarla. Los empresarios tal vez tienen dudas sobre la estabilidad de Argentina».

El tiempo que pasó en prisión:

– «Yo pasé tirado en un calabozo casi diez años, siete años sin leer un libro, la noche que me ponían un colchón me sentía contento. Junté miguitas de pan para darle a unas ratas que venían a las dos de la mañana».

-«El dolor, cuando no te destruye, te hace pensar en profundidad. Ahí le entré a dar enorme valor a lo que no tenía, a las cosas más pequeñas, a lo cotidiano. No me pudieron destruir y fui construyendo mi sistema de pensamiento, porque una cosa es leer y otra ir rumiando lo que leíste».

Su estilo de vida «austero»:

-«Tengo lo que preciso, porque en el fondo no comprás con plata sino con el tiempo de tu vida que gastaste para tener esa plata. Yo no quiero despilfarrar tiempo de vida, porque la única cosa trascendente que tenemos es el estar vivos. La vida sobria es consumir lo necesario y ponerse un freno, no necesito seguir amontonando».