Los trabajadores de los 78 hospitales bonaerenses y municipales retomarán las medidas de fuerza el jueves 21 de agosto con un paro de 24 horas, que culminará con una movilización hacia la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en reclamo de la reapertura de paritarias y la estipulación de un presupuesto de emergencia.

Esta iniciativa fue anunciada por la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) -organismo que representa a los trabajadores de hospitales y centros de salud bonaerenses y municipales- a través de un comunicado emitido el lunes.

El objetivo de la marcha hacia el edificio de Av. Callao 237 es alertar al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y al ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Collia, acerca de las dificultades edilicias y presupuestarias que atraviesa actualmente el aparato de salud pública.

Se trata del primer paro realizado desde las últimas paritarias de principios de abril, y es, justamente, en reclamo de su reapertura urgente, la actualización del salario acorde con la inflación real, la designación eventual de nuevos cargos para cubrir la creciente demanda de atención y la fijación de partidas presupuestarias extras para insumos.

«El sistema de salud de la provincia de Buenos Aires presenta serios déficits de falta de personal, escasez de insumos y problemas de infraestructura que también afectan al conjunto de la ciudadanía», argumentó el presidente de la CICOP, Fernando Corsiglia.

Karen Milessi