La número uno del mundo definirá el torneo de Singapur frente a la eslovaca que había perdido los dos primeros partidos del torneo, incluyendo frente a su próxima rival. Agnieszka Radwanska (3°) y Svetlana Kuznetsova (9°) fueron eliminadas esta mañana.

La alemana llega en el mejor año de su carrera, donde llegó a la cima del ranking y a sus primeras finales de Grand Slam, siendo campeona en Australia y Nueva York, además del segundo lugar en Wimbledon y también los Juegos Olímpicos.

Sus anteriores tres veces en este certamen apenas había ganado dos partidos, pero ya lleva cuatro victorias seguidas, como en el debut contra Cibulkova por 7-6(5), 2-6 y 6-3. Los cinco triunfos que consiguió Kerber en los nueve enfrentamientos previos fueron consecutivos, antes de esta semana en Beijing 2015.

La número ocho del mundo, que ganó en Eastbourne, Acapulco y Linz además de la final de Madrid, jamás había quedado entre las ocho mejores de la temporada y luego de haber estado 66° en febrero quedará 6° o 5° dependiendo el resultado de mañana, que será su mejor ubicación.

Esta mañana la de Bremen ganó por 6-2 y 6-1 pese a qué desperdició seis break points, pero rompió siete veces mientras que Radwanska – campeona en Pekín, New Haven y Shenzhen – solo lo hizo dos.

Cibulkova luego de haber caído en el debut repitió frente a Madison Keys (7°) – campeona en Birmingham y finalista en Roma y Canadá –  aunque venció a Simona Halep (4°) – ganadora en Madrid, Montreal y Bucarest – en sets corridos, pero finalmente fue semifinalista gracias a la caída de la estadounidense ante Kerber.

Este sábado eliminó a Kuznetsova – clasificó la semana pasada cuando se consagró en Moscú – por 1-6, 7-6(2) y 6-4 sin importar que todos los aces fueron de la rusa (ambas tuvieron cinco dobles faltas) y que sus seis quiebres fueron dos menos que la también campeona en Sídney y finalista en Miami.