La número siete del mundo destronó a Serena del Australian Open al ganarle la final por 6-4, 3-6 y 6-4 tras poco más de dos horas consiguiendo su primer Grand Slam. Mañana Djokovic (1°) o Murray (2°) tendrán el trofeo masculino.

El punto más alto de la alemana – llevó un título grande a su país desde Steffi Graf en Roland Garros 1999 – fue que cometió nada más que 13 errores no forzados, además de un tacto y una calidad de golpes que no había mostrado en las rondas previas.

Williams cometió 46 fallas, inclusive una pelota larga en el match point justo después de haber quebrado cuando Angelique sacó para campeonato. La líder del ranking también terminó con 47 winners frente a 25 de quien a partir de mañana será su escolta en la clasificación WTA.

La séptima preclasificada apenas había jugado dos semifinales de Grand Slam en el US Open 2011 y Wimbledon 2012, habiendo perdido en primera ronda aquí el año pasado. Dos semanas atrás casi corre la misma suerte porque tuvo que levantar un match point en el debut.

Por segundo torneo de este nivel en fila el trofeo va para alguien que no había llegado a una definición teniendo en cuenta el festejo de Flavia Penetta en Nueva York. Antes, los tres Grand Slams habían sido para Serena. La norteamericana, con seis títulos aquí, sigue a uno de los 22 trofeos que tiene Graf, máxima ganadora de torneos como este.

Esta mañana además se consagró Murray, pero fue Jamie el que levantó el título junto a Bruno Soares al vencer por 2-6, 6-4 y 7-5 a Radek Stepanek y Daniel Nestor. Martina Hingis y Sania Mirza fueron sus equivalentes femeninos.

Soares todavía tiene un partido mañana desde las 2hs con Elena Vesnina frente a Coco Vanderweghe y Horia Tecau. A las 5:30hs, Nole vs. Andy como un año atrás.