Bad Boy Kyrgios desplegando una sonrisa al levantar la pera en Acapulco

El australiano venció al alemán Alexander Zverev por 6-3 y 6-4 en el ATP 500 de la superficie dura mexicana. Consiguió su primer título en la temporada superando a tres jugadores preclasificados y sumó su quinto certamen en la carrera.

El tenista más controversial de la actualidad desplegó dentro de la cancha el mejor de su carrera bajando a los candidatos como Rafael Nadal, Stanislas Wawrinka, John Isner y el propio finalista, demostrando que cuando está lucido en el court puede ser un jugador temible, completando una semana inolvidable.

Nick Kyrgios, 72° del ranking, apeló a su buen saque ante Alexander Zverev (3° y segundo favorito) conectando 8 aces (13 en total) y pudiendo quebrar en el 3-1, posteriormente rescatando tres bolas de break que le permitió hacerse fuerte pudiendo cerrar el set 6-3.

El alemán que venía de ganarle los dos últimos enfrentamientos en un historial igualados en tres, se recuperó tras el ceder el servicio en el game inicial pero estuvo muy errático con solo el 42% de puntos obtenidos con el segundo saque, quebrando el rival en el 3-2 y nuevamente el tenista de 21 años no logró aprovechar dos pelotas de quiebre por lo que fue caída por 6-4 tras una hora y media de partido.

El australiano logró su primer título en la temporada y el quinto a sus 23 años (Marsella, Atlanta, Tokio 2016 y Brisbane el año pasado) todos en superficies duras con un balance de 5-3 en finales, siendo el primer tenista de su país en ganar este certamen (Bernard Tomic cayó en 2016).

Zverev no pudo sumar su primer título en el año y llegar a su undécima estrella con récord de 10-6 en finales y en cambio el nacido en Camberra ascenderá al puesto 31° tras obtener el ATP 500 de la superficie dura de Acapulco al sur de México que repartió 1.931.110 dólares en premios.