Según datos provistos por la Cámara Argentina de Turismo (CAT), en promedio, en todo el país manejan “un 15% más” de reservas que para el año que está a punto de terminar, con algunas sorpresas: en la Patagonia, especialmente en la región andina y de la Ruta 40, anticipan que se vivirá “la mejor temporada de los últimos diez años”.

Para esta altura del año, ya hay “un 30%” más de reservas que en la temporada 2017 y enfatizan que ese optimismo se ancla en varios factores: la variedad de opciones de descanso y turismo aventura, las alternativas de alojamiento y servicios que atraen no sólo a los turistas extranjeros –especialmente, europeos y estadounidenses, que buscan y ocupan rápidamente las plazas de lujo en hoteles boutique; y que suponen la mayor parte de los pasajeros que llegan a esos destinos– sino que, este año, enfatizan en volver a tentar a los argentinos alejados de los precios elevados a través de planes de financiación con tarjeta sin intereses y, sobre todo, que los últimos incidentes registrados con la comunidad mapuche no afectaron “para nada” el nivel de las reservas: “Entre San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Bariloche, Esquel, El Bolsón, Lago Puelo y Cholila hay un corredor de casi 300 mil habitantes y llevamos una vida normal, sin problemas ni alteraciones con los mapuches”, dice Miguel Sosa, vicepresidente de CAT y responsable de la regional de Chubut.

“El único riesgo para la actividad es que se corte la ruta, pero la Justicia está haciendo los deberes y no vemos ningún inconveniente que pueda afectar la temporada. De todas maneras no subestimamos la situación”, agrega el experto.

Desde Bariloche, epicentro de los últimos conflictos, coinciden: “Aunque la gente consulta, las reservas no bajan, al contrario: ya tenemos un 13% más que el año pasado”, confirma el secretario de Turismo local, Gastón Burlon. En cuanto a los precios, dicen que tienen ofertas para todos los bolsillos: “Desde hostels de $ 300 diarios a hoteles de $ 3.500”. Para que una familia tipo pase una semana en el corredor de lujo de la Ruta 40, en tanto, hay que calcular unos $ 45.500, con alojamiento premium, comidas y excursiones, agregan desde CAT.