Locura azulgrana


Se adelantó la venta de populares para la final de la Copa Libertadores que estaba programada para hoy y, en un par de horas, volaron las 12.000 que estaban disponibles. Además, por orden de la Comisión Directiva se están instalando tribunas tubulares en el Nuevo Gasómetro para ampliar la capacidad. El miércoles, San Lorenzo-Nacional será a estadio repleto.

Hay final a cancha llena entre San Lorenzo y Nacional de Paraguay. Ante la gran cantidad de cuervos que se agolparon en las inmediaciones de la Plaza Lorenzo Massa desde el jueves a la tarde, los organismos de seguridad le aconsejaron a la Comisión Directiva que adelante la venta de las populares para evitar mayores inconvenientes. Así, en un par de horas, volaron los 12.000 tickets disponibles.

“El Club Atlético San Lorenzo de Almagro comunica que las entradas para el encuentro de vuelta de la Final de Copa Libertadores SE ENCUENTRAN AGOTADAS.”, reza la notificación oficial emitida por el club ayer por la noche. Fue un día más que agitado para los dirigentes, que tenían programado sacar a la venta las populares para este sábado, pero la cantidad de socios presentes en las adyacencias de la Plaza Lorenzo Massa, hicieron inevitable adelantar los tiempos para evitar posibles incidentes.

La jornada para conseguir uno de los 12.000 lugares que quedaban disponibles para vivir la final entre San Lorenzo y Nacional arrancó el jueves por la tarde con la gran cantidad de cuervos que prolijamente comenzaron con la fila en las inmediaciones de la Plaza Lorenzo Massa. Diez cuadras de cola se visualizaban el viernes por la madrugada y con la llegada de los micros que venían del partido de ida en Asunción la masa se incrementó considerablemente, al punto de abarrotar con los colores azulgranas las calles Mármol, Las Casas y Avenida La Plata.

Con los primeros rayos del sol, la falta de  poca información abundó y la notificación de que no se venderían populares hasta el sábado a las 10 de la mañana agotó la paciencia de los presentes. Los cuervos siguieron con el acampe igual, lo que obligó a los organismos de seguridad a presionar a las autoridades de la institución azulgrana a expender los tickets un día antes de lo estipulado. Se abrieron las boleterias y, en cuestión de un par de horas, volaron los 12.000 lugares disponibles.

Con el cartel de todo vendido colgado, los socios que no pudieron conseguir su pase se desconcentraron sin incidentes pese a alguna queja aireada. Sin embargo, no todo está perdido para aquellos cuervos, porque la Comisión Directiva está instalando tribunas tubulares en el Nuevo Gasómetro (con capacidad para 900 lugares más cada una) para que nadie quede afuera. Aún falta la aprobación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para su utilización y en caso de que de él OK, aún no se sabe si se expenderán. También, los directivos azulgranas solicitaron el permiso correspondiente para instalar pantallas gigantes en San Juan y Boedo, para que nadie se quede afuera de esta instancia trascendental.

Lo que si es seguro es que el Nuevo Gasómetro lucirá repleto con más de 40.000 personas el miércoles por la noche para la final histórica entre San Lorenzo y Nacional de Paraguay.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.