La tradicional confitería London City de Av. de Mayo y Perú reabrió sus puertas luego de una restauración que contó con el apoyo del Ministerio de Cultura porteño y de la Comisión de Bares Notables de la Ciudad. Allí Julio Cortázar ambientó su novela “Los premios”.

María Salazar, arquitecta encargada del proyecto, explicó a Perfil.com que en las remodelaciones respetaron las estructuras originales en el máximo de lo posible. Puesto que no se tenían archivos fotográficos de cómo era en sus orígenes se tuvo que llevar a cabo una «evocación de la memoria colectiva». “No queríamos buscar una imagen moderna sino restablecer las ideas de café porteño”, detalló. Asimismo, se quería “juntar la identidad de café con elementos de hoy en día”, por lo que se instaló un área destinada a vender comida y bebida para llevar.

La arquitecta desmintió que los propietarios pretendían convertirlo en un restaurante, sino que el objetivo siempre fue reinaugurar como café. London City, que abrió sus puertas por primera vez en 1954, fue declarado en el año 2000 bar notable, por lo que cuando se clausuró por obras se produjo un gran alboroto luego de que, desde 1998, habían cerrado diversos locales de esa condición.

ARVE Error: no id set