La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, destacó la «seguridad» en el sistema de frenos de las siete nuevas formaciones de trenes destinadas al ferrocarril Sarmiento, y pidió a los usuarios «cuidar» el moderno sistema de transporte, que demandó una inversión de 1.280 millones de pesos.

La mandataria presentó las formaciones durante una breve ceremonia que se realizó en la estación Villa Luro, junto al ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo; y los secretarios General de la Presidencia, Oscar Parrilli, y de Transporte, Alejandro Ramos.

La jefa de Estado, en reiteradas oportunidades durante su discurso habló de la seguridad de las flamantes unidades, y el sistema de frenos de tecnología alemana, en coincidencia con el reinicio del juicio por las 51 víctimas de la tragedia de Once, a pesar de la feria judicial, mientras continúa en la mira la supuesta responsabilidad del maquinista Marcos Córdoba por el accidente registrado en 2012.

Randazzo, consultado por la prensa al respecto, evitó dar mayores precisiones al señalar que la cuestión forma parte de una causa judicial que está en curso.

La mandataria habló de «trenes, casi aviones», al destacar que «el frenado no depende solo del motorman sino que por el señalamiento, cuando hay una luz colorada en dos estaciones el tren se frena automáticamente independiente del conductor».

En ese contexto, CFK pidió «cuidar entre todos» los nuevos trenes de la línea Sarmiento, tras afirmar que con las flamantes formaciones se busca un «transporte ferroviario a la altura de los tiempos y de lo que se merece el pueblo argentino».

«Hasta ayer viajaban 241.000 pasajeros. A partir de hoy lo pueden hacer 400.000», dijo la mandataria, que adelantó que para septiembre, cuando se pongan todos los nuevos vagones en funcionamiento, la capacidad se incrementará a 480.000 pasajeros.

ARVE Error: no id set