El reconocido Ignacio de Lucca pintó un paisaje surrealista repleto de hojas extrañas que se entretejen con tallos sin raíces en la bajada hacia los andenes de la estación Leandro N. Alem. Además, complementando esta pintura, emplazamos en una pared del andén una obra realizada en cerámica.

El mural realizado in situ con pinturas acrílicas y cubierto con varias capas de barniz para facilitar su limpieza, sorprende a los usuarios por la bella combinación de colores elegida por de Lucca.

Los bosquejos exclusivos para la Línea B se basan en el concepto filosófico de “rizoma”, creado por Gilles Deleuze, que describe un modelo social que crece y se reproduce como ramas y en el que no hay ningún ente superior a otro.

Próximamente, en las paredes laterales de los andenes colocaremos paneles trabajados por el artista y ornamentaremos el vestíbulo con un gran mural conformado por 400 baldosas pintadas con esmaltes sintéticos y pigmentos.