El tratamiento experimental fue positivo en roedores. La vacuna podría beneficiar a aquellos pacientes que olvidan la toma de su medicación, tal como les fue recetada.

Una reciente investigación, publicada el 26 de mayo en la revista Hypertension,  pudo probar mediante estudios experimentales en ratas, la efectividad de una vacuna en el control arterial. El invento podría beneficiar a las personas que no toman los medicamentos para la hipertensión tal y como se les recetan.

«El potencial de una vacuna para la hipertensión ofrece un tratamiento innovador que podría ser muy efectivo para controlar el no cumplimiento, que es uno de los problemas importantes en la gestión de los pacientes con hipertensión», señaló el Dr. Hironori Nakagami, profesor en la Universidad de Osaka, en Japón.

Además, indicó que la vacuna cumpliría una función similar a los medicamentos para la presión arterial inhibidores de la ECA, y funcionaría ayudando a los vasos sanguíneos a relajarse y a abrirse. De esta forma, «podría beneficiar a las personas que no toman los medicamentos para la hipertensión tal y como se les recetan», agregó.

En tanto, destacó que «aunque los estudios con animales a menudo no consiguen reproducir unos resultados parecidos en los seres humanos, el grupo de investigación confía en tener una versión de la vacuna preparada para los ensayos clínicos con humanos dentro de dos o tres años.»

La hipertensión (presión arterial elevada), es uno de los factores de riesgo más importante en las enfermedades cardiovasculares y afecta ya a mil millones de personas en el mundo. La falta de controles médicos, puede provocar infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares. Se calcula que la hipertensión es la causa por la que mueren anualmente nueve millones de personas en todo el planeta, según la OMS.