El juez federal Claudio Bonadio se tomaría más de los diez días previstos por el Código de Procedimiento Penal para determinar la situación de todos los imputados en la causa Los Sauces, tras la indagatoria a Cristina Kirchner. Además de la expresidenta en el caso están involucrados también sus hijos Máximo y Florencia Kirchner, Lázaro Báez y Cristóbal López.

En principio el magistrado ordenó una nueva serie de medidas, como la ampliación de la indagatoria de Claudio Bustos, uno de los apoderados de Loscalzo y Del Curto, una de las empresas compradas adquiridas por Báez en pleno crecimiento por parte de los Kirchner. Esta medida se tomó a partir de un pedido del menor de los hijos del detenido empresario K, Leandro Báez, y la audiencia será el viernes 7 de abril.