El tandilense bajó al octavo preclasificado Pablo Carreno Busta (55º) por 6-3, 4-6 y 7-5 en el debut de ambos en el torneo austríaco sobre polvo de ladrillo (el último en el calendario sobe esta superficie) luego de dos horas y media de duelo. Albert Ramos (97º) será su próximo rival.

Máximo (104º), quien venía de pasar la qualy, consiguió su primera victoria en un torneo ATP desde el último US Open en su segunda presentación en un torneo de la categoría en lo que va del año, aunque en el medio cosechó consagraciones en los Challengers de Santos, Blois y Padova. Esta vez le faltó el respeto al último cabeza de serie al anotarle seis aces y tener catorce break points, de los cuales capitalizó seis.

Una rotura tempranera le dio el primer set al argentino, aunque en un momento perdió la ventaja. Ese mismo guión ocurrió en el siguiente capítulo, pero a favor de Carreno Busta, quien estuvo además cerca de quebrar y conseguir el partido en el tercer parcial, pero Machi se recuperó y luego fue él quien rompió.

El miércoles enfrentará a Ramos en lo que es su segundo torneo ATP en 2014 luego de la eliminación en primera ronda de Buenos Aires. El único antecedente data de Hamburgo 2010 cuando González ganó en la segunda ronda. En una hipotética llave de cuartos de final aparece el tercer sembrado Lukas Rosol (43º) como carta más segura a aparecer allí.

Mañana será el turno de que debuten los otros dos argentinos: Juan Mónaco, quien después de llegar a la final de Gstaad pasó del puesto 105 al 81, enfrentará mañana desde las 7hs al kazajo Andrey Golubev (65º), a quien le ganó las tres veces que lo enfrentó, todas ellas en cancha lenta; y más tarde verá acción Diego Schwartzman (100º) por primera vez ante Alexander Sverev (159º) de 17 años, ex número uno junior y semifinalista dos semanas atrás en Hamburgo.