Así lo expresó el diputado del Frente de Izquierda, Guillermo Kane, tras el fracaso de la sesión donde se iba a tratar el Presupuesto. “Denunciamos que Vidal quiere aprovechar el empantanamiento legislativo en favor de un régimen de decretazos” y “denunciamos al kirchnerismo por su responsabilidad en la bancarrota provincial y nacional,  destacó.

El diputado provincial del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, Guillermo Kane, cuestionó la frustrada votación del Presupuesto bonaerense en la Legislatura y destacó que “el empantamiento del debate presupuestario pone de manifiesto una crisis política y social de fondo».

En tanto, explicó que «por un lado, tenemos a una Provincia quebrada bajo la gestión de Daniel Scioli y el kirchnerismo, con una deuda cercana al 50 % de sus ingresos, y un derrumbe educativo, sanitario, de vivienda y obras públicas esenciales. Mientras ocurría este desfalco, se reforzaba el entrelazamiento del Estado y sus partidos con el delito organizado, las mafias penitenciarias y el narcotráfico”, detalló.

Y agregó que, “como supuesta salida a esta quiebra, María Eugenia Vidal plantea un nuevo y cuantioso endeudamiento –que justifica con un difuso plan de obras que el pueblo no conoce ni ha debatido. Mientras se carga a la Provincia con una hipoteca insoportable, terratenientes y sojeros pagan sumas ridículas por el impuesto inmobiliario rural”.

“En contrapartida, hay un ajuste de recursos en salud y educación, se mantiene la precarización y no se contempla pautas salariales que compensen la actual inflación”, advirtió Kane.

Acto seguido, indicó que “las emergencias de seguridad y penitenciaria enviadas por Vidal a la Legislatura, al igual que la emergencia de infraestructura, solo aumentarán la arbitrariedad en el manejo de recursos, salteándose licitaciones y controles. Le otorgan más fondos a organizaciones profundamente corrompidas como la Bonaerense y el Servicio penitenciario, en la búsqueda de un compromiso con sus cúpulas archi-cuestionadas”.

“Denunciamos que Vidal quiere aprovechar el empantanamiento legislativo en favor de un régimen de decretazos. Denunciamos al kirchnerismo por su responsabilidad en la bancarrota provincial y nacional, y por el compromiso que busca con el PRO a costa de los trabajadores”, alertó.

Finalmente, el funcionario destacó: “Es necesario que intervengamos en la crisis con un programa y una salida propia de los trabajadores: basta de trenzas y conciliábulos secretos, que el debate del Presupuesto se abra a la consideración popular; que el carácter y la finalidad de las obras públicas sea debatido en asambleas de los municipios; que las obras se financien con un fondo especial en base a un impuesto extraordinario a los beneficios obtenidos con la devaluación; por la estabilidad laboral y la satisfacción de los reclamos salariales”, concluyó.