La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció que eliminará alrededor de 221 cargos políticos de su gobierno y agradeció al presidente Mauricio Macri por haber respaldado “incondicionalmente” una reforma estructural en territorio bonaerense.

Vidal encabezó una reunión de gabinete ampliado en el parque temático la República de los Niños, donde anunció además que enviará a la Legislatura una ley de reforma a los ministerios y la eliminación de la jubilación de privilegio que pueden percibir los gobernadores y legisladores.

«Empezamos un camino distinto, esto no es lo mismo de siempre. Estamos dispuestos a hacer algo distinto de lo que se hizo en los últimos 25 años. Gobernamos pensando en la provincia que vamos a dejar, no en ganar la próxima elección”, aseveró.

Vidal dijo además que “vamos a ahorrar en cada mango que nos toque administrar. No nos sobra nada y nos falta mucho, nos faltan cosas muy básicas en la provincia”.

Citó también entre esos logros que en 2019 toda la cuarta etapa de las obras hidráulicas de la cuenca del Salado va a estar en ejecución, que echó a 6.000 policías y que enfrentó al narcotráfico “en serio, porque si bien no derrotamos a las mafias, el sistema ya entendió que no somos parte”.

“Si pudimos hacer todo esto fue gracias al presidente Macri, que nos bancó incondicionalmente. Sin el gobierno nacional no lo podríamos haber hecho, tampoco sin intendentes, legisladores y un equipo ejecutivo comprometidos”, detalló.

En tanto, el jefe de Gabinete, Federico Salvai, presentó el proyecto de Ley de Ministerios y la eliminación de las Jubilaciones de Privilegio, que hoy alcanza a ex gobernadores, vicegobernadores y legisladores.

Salvai explicó que con la reducción del gasto ya votado por la Legislatura bonaerense, que permitirá un ahorro de $2.500 millones anuales, y la eliminación de 221 cargos políticos en el Poder Ejecutivo, el Estado ahorrará unos $3.000 millones anuales que serán volcados a la obra pública.