Desde ayer por la tarde los porteños pueden opinar si quieren que sus mascotas viajen en el subte. El Gobierno de la Ciudad lanzó ayer la encuesta en el perfil de Twitter del jefe Horacio Rodríguez Larreta.

El relevamiento, a cargo del área de Participación Ciudadana, se extenderá por una semana. Y permitirá conocer la aceptación de un proyecto que prepara el Ejecutivo, que permitiría el ingreso de las mascotas pequeñas que puedan ir en brazos de sus dueños y que se implementaría los fines de semana y feriados, en horario no pico.

“El objetivo es facilitar a los vecinos el transporte de sus mascotas, teniendo en cuenta que los fines de semana tienen más tiempo para estar con ellas, atendiendo siempre a una tenencia responsable que evite situaciones de riesgo para los usuarios”, explicaron desde el Gobierno de la Ciudad.

El Ejecutivo enviará un proyecto de ley a la Legislatura para modificar la ordenanza 41.831, que en su artículo 31 prohíbe “el traslado de animales en vehículos de transporte de sustancias alimenticias y/o aquellos de uso público, a excepción de los autorizados por disposiciones específicas”. De aprobarse este cambio, la capital argentina se sumaría a ciudades como Nueva York, Madrid, Barcelona, Vancouver, Lisboa, Londres y Berlín.

Sbase, el ente que se encargaría de regular su implementación, dictaría una disposición específica para permitir a los tenedores de mascotas pequeñas usar el subte “en las condiciones que se autoricen, manteniendo un estricto cumplimiento de las normas higiénico-sanitarias y de seguridad vigentes”.

Una propuesta similar fue aplicada por Aerolíneas Argentinas: desde enero del año pasado pueden llevarse perros y gatos en la cabina en tramos de cabotaje.

Unos 430 mil perros y 250 mil gatos viven con familias porteñas, según la última Encuesta Anual de Hogares, con datos de 2014. De ellos, el 70 por ciento de los perros y el 40 de los gatos fueron comprados o regalados, mientas que el porcentaje restante fue recogido de la calle, adoptado o bien son cría de un animal que ya tenían.