El sondeo online realizado a 200 profesionales en formación fue impulsado por la Fundación SIIC, con el objetivo de conocer las problemáticas del sector.

La encuesta reveló también que el 50% de los médicos residentes llegó a trabajar entre 40 y 60 horas ininterrumpidas, el 90% asistió enfermo al trabajo, el 80% vivió situaciones de violencia y el 98% cree que no se cumple la ley de residentes.

Los encuestadores indicaron que si bien los datos son preliminares, ya que se prevé interrogar a 3000 profesionales de la salud, revelan «condiciones de trabajo alarmantes».

La mayoría de ellos tienen jornadas laborales muy extensas, poco descanso posguardia, pésimos sueldos y sufren falta de alimentación, stress e inseguridad.

Estudios realizados en otras ciudades argentinas y del extranjero indican que jornadas laborales tan extensas generan ansiedad, depresión, sobrepeso e insomnio en médicos residentes.

Incluso, genera severos problemas familiares y muchos profesionales tienen que ser medicados, sacar licencia o pedir un cambio de tareas como resultado de esa situación.

Generalmente tienen una guardia durante la semana y otra el fin de semana, esos días trabajan 36 horas ininterrumpidas. Las personas privadas del sueño tienen una alta probabilidad de cometer errores, sufrir accidentes o quedarse dormido.