Hugo Moyano, afirmó que «el paro fue contundente», al tiempo que aseguró que con la medida de fuerza en reclamo del impuesto a las ganancias «hemos interpretado la voluntad de la gente».

Durante una conferencia de prensa en la sede de Azopardo 802, de esta capital, Moyano aseguró que «esperamos con toda humildad, responsabilidad, que esta medida que fue contundente sea interpretada por quienes deben dar respuestas legítimas a estos reclamos legítimos», en clara alusión al gobierno de Cristina Fernández.

Moyano sostuvo que la posibilidad de realizar un paro de actividades de 36 horas, en reclamo de la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, «está más para el sí que para el no», aunque se mostró cauto a las definiciones que tomen al respecto el resto de las centrales sindicales.