La número seis del ranking y última campeona del Australian Open comunicó que no volverá a pisar una cancha de tenis luego de tres meses inactiva tras una operación en la rodilla izquierda.

La carta que publicó en Weibo (el twitter chino) la también campeona en Roland Garros 2011 explica que “después de cuatro cirugías de rodilla y cientos de inyecciones semanales para aliviar la hinchazón y el dolor, mi cuerpo empezó a decirme que parara. Luego de unas semanas de recuperación, trate de dar los pasos necesarios para volver a la cancha. Mientras que en las anteriores ocasiones había podido volver, esta vez se sintió diferente. Una de mis metas era recuperarme lo más rápido que pudiera para poder estar preparada para el primer torneo WTA en mi ciudad natal, Wuhan”, que comenzará el domingo.

Además relató que “el increíble momento en Australia estuvo lleno de alegría, felicidad y una sensación extraordinaria de satisfacción. La tarea de finalmente tomar la decisión de colgar la raqueta se sintió mucho más difícil que ganar siete partidos en fila en el calor australiano. Me tomo varios duros meses entender que mis lesiones crónicas nunca me dejarán volver a ser la tenista que pude ser.”

Entre una larguísima lista de agradecimiento incluyó a Carlos Rodríguez, el entrenador argentino con el que ganó su último Grand Slam y con quien trabajó hasta hace unos meses. Este año consiguió dos títulos: en Melbourne y Shenzhen (China), lo que le valió ser la número dos del mundo en febrero. La última vez que se la había visto este año había sido en Wimbledon, en donde llegó hasta la tercera ronda.

En total fueron nueve títulos (Guangzhou 2004, Gold Coast 2008, Birmingham 2010, Sydney 2011, Roland Garros 2011, Cincinnati 2012, Shenzhen 2013 y los dos de este año), además de haber llego a la final del Masters de fin de año en Estambul el año pasado. También llegó a cuatro semifinales de Premier Mandatory.