Según confirmó el periodista Mauro Szeta en un canal de televisión, la denunciante declaró ante la Policía que su esposo confesó ser el abusador de la pasajera porque no le abonó el costo del viaje. “No me pagó y la violé”, habría manifestado el chofer, quien se encuentra prófugo de la justicia.

El sospechoso tiene 44 años, es de origen boliviano y maneja una Chevrolet Spin cuya patente termina en 661. El hombre es el supuesto violador de Manuela, la chica de 20 años, abusada en el interior del vehículo el domingo a la madrugada, a la salida del boliche ubicado en Olleros y Álvarez Thomas.

Hasta el momento, las fuerzas policiales no logran encontrar su paradero.