La familia de Reeva Steenkamp, la modelo sudafricana que murió el 14 de febrero de 2013 por los disparos de su novio, el atleta Oscar Pistorius, ha asegurado este martes que, con la condena de cinco años de prisión impuesta por la jueza Thokozile Masipa, «se ha hecho justicia».

Pistorius ha sido condenado por homicidio involuntario a cinco años de prisión y a una pena suspendida de otros tres años de cárcel por posesión de arma de fuego. La fiscalía del Estado todavía no ha decidido si recurrirá la decisión judicial.

«Se ha hecho justicia», ha afirmado Du de Bruyn, el abogado de la familia Steenkamp, en declaraciones a la prensa. En su opinión, la condena es «la sentencia correcta». Por su parte, June Steenkamp, la madre de Reeva, ha mostrado su satisfacción con la condena y ha destacado que Pistorius va «a pagar» su crimen con la cárcel.

«No importa, va a pagar algo», ha asegurado, al ser preguntada por la prensa por la condena a Pistorius cuando abandonaba el tribunal de Pretoria.