Durante el fin de semana la plataforma digital no funcionó correctamente debido a que fue receptora de un ataque de denegación de servicio. Sony anunció que los problemas ya fueron solucionados y que no corrió peligro la información de sus usuarios. 

Muchos gamers se vieron frustrados al intentar ingresar a PlayStation Network en los últimos dos días. La no disponibilidad del servicio se debió a un ataque Ddos, un tipo de agresión que satura los servidores para que los usuarios no puedan acceder al sitio.

Un grupo de hackers llamado Lizard Squad se responsabilizó por el hecho en Twitter. El domingo por la mañana publicó en su cuenta: “Hoy plantamos la bandera ISIS en Sony”. Sin embargo, las autoridades se encuentran investigando la procedencia de los abordes.

“La PlayStation Network y Sony Entertainment Network están de vuelta en línea y la gente ahora puede disfrutar de los servicios en sus dispositivos”, publicó el gerente senior, Sid Shuman, en el blog de la compañía.

 En dicho comunicado afirmó que no se encontró ninguna evidencia de que los atacantes accedieran a la información personal de las cuentas. No obstante, la empresa tomará sus recaudos y dejará de hacer el mantenimiento de redes que tenía programado para el lunes 25 de agosto.