El área de Contravenciones y Faltas de la Policía Metropolitana llevó a cabo un procedimiento durante el que clausuró un taller textil clandestino ubicado en la callé Bacacay 3735 en el barrio porteño de Floresta. En el lugar se secuestraron gran cantidad de bolsones con prendas de vestir, máquinas de coser y documentación relacionada con la causa. Además, quedó imputada a disposición de la justicia una mujer encargada del establecimiento.

La investigación, fue iniciada conjuntamente con la Fiscalía N°22 de la Unidad Fiscal Oeste a cargo del Dr. Rodrigo Pagano Mata, quien ordenó a la Policía Metropolitana realizar las tareas investigativas correspondientes a fin de determinar el funcionamiento de un taller clandestino en el barrio de Floresta, debido a indicios y denuncias previas.

Una vez elevado el sumario con las pruebas recabadas durante las tareas de vigilancia, seguimientos, escuchas y entrecruzamiento de datos, el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal Contravencional y de Faltas N° 11, a cargo del Dr. Marcelo Bartumeu Romero ordenó el allanamiento del domicilio ubicado en la calle Bacacay donde funcionaría un taller textil clandestino.

Al ingresar a la propiedad el personal policial puedo constatar que en la arte posterior de la vivienda había una construcción que funcionaba como taller textil clandestino. En el lugar, se encontraron máquinas de costura, gran cantidad de hilos y ropas confeccionada, vestimenta en la mitad del proceso, como así también moldes y telas cortadas.

Finalmente, la Justicia ordenó imputar a la mujer encargada del lugar y secuestraron las prendas de vestir, máquinas y todo lo relacionado con el funcionamiento de un taller textil.

EXCLUSIVO TG POST