Policía narco fue capturado por sus propios compañeros en Avellaneda

El oficial Jerónimo Menéndez fue puesto bajo custodia en plena calle cuando sus compañeros lo encontraron con las manos en la masa: se dedicaba a repartir droga en el patrullero de la Policía Local de Avellaneda.

Un oficial de policía del partido bonaerense de Avellaneda se encuentra detenido luego de una larga investigación que confirmó lo que sus compañeros sospechaba: era un peligroso narcotraficante de la zona sur del conurbano.

Jerónimo Menéndez, de 37 años, fue recientemente incorporado a la Policía Local del municipio. Sus intenciones eran intensificar los negocios que llevaba desde hacía tiempo: venta de drogas, armas ilegales y “protección” a comercios ilegales, trapitos y trabajadores de la calle.

Menéndez era además uno de los cabecillas de una banda integrada por su esposa, Marcela, de 44 años, que se encargaba de vender drogas y administrar el “aguantedero” que tenían por casa. Tras allanamientos se encontraron gran cantidad de de estupefacientes, armas de todo tipo de calibre y hasta estrellitas Ninja.

Además fueron identificados otros dos sujetos: “Neno”, repartidor de pizzas y socio del narcotraficante y Brian Martín, otro agente policial que se encuentra prófugo.

La investigación comenzó el 31 de mayo, cuando compañeros de policía de Menéndez revelaran ante las autoridades de seguridad del municipio de Avellaneda la sospecha de que se trataba de un caso de venta de drogas.

Así, los investigadores siguieron de cerca al efectivo y le pincharon el teléfono, para revelar que realmente se trataba de un narcotraficante encubierto.

Fue detenido el pasado jueves por la noche mientras cargaba nafta en su patrulla policial en una estación de servicio, a la vista de todos los vecinos de Avellaneda.