El ex presidente de Argentinos Juniors fue electo como el mandamás de la “Casa Madre” del fútbol argentino por 50 votos a favor y 0 en contra, lo que demuestra una clara posición con respecto a seguir el legado del fallecido Julio Grondona. Ejercerá hasta octubre del 2015 y deberá lidiará en su gestión con un posible cambió de estatuto que podría cambiar el paradigma del fútbol nacional.

Era un secreto a voces que Luis Segura iba a ser elegido para culminar el mandato que Julio Grondona no pudo culminar porque la muerte se lo impidió, aunque había que confirmarlo en las urnas. Lo cierto, es que los 50 asambleistas del Comité Ejecutivo confirmaron las presunciones con un rotundo caudal de votos (todos sufragaron a favor) y el ex presidente de Argentinos fue oficializado como mandamás de la AFA por un año hasta que se realicen los comicios en octubre de 2015.

Estoy tranquilo, es un motivo de orgullo. Es más valioso para AFA. Demuestra que está unida. Es la tarea que tenemos por delante. Ojalá que los cambios que puedan producirse sean buenos y todos tengamos una excelente gestión. Estamos en una etapa de adecuación de la forma en que dirigía Don Julio a la nuestra. Los cambios se irán viendo sobre la marcha. Tenemos que encontrar una nueva forma de conducir», declaró el flamante presidente del organismo rector del fútbol argentino.

Las declaraciones de Luis Segura van dirigidas a la ola de rumores que se expandieron antes de las elecciones sobre los posibles cambios para el futuro de la AFA, entre los que se destacan la modificación del Estatuto para no permitir las reelecciones dentro de la institución y el más saliente, la modificación del Reglamento General para ampliar o disminuir los cuatro años de antigüedad como dirigente para ser candidato al trono de la entidad.

La primera interrogante seguramente será tratada el próximo martes cuando se realice la  reunión de Comité Ejecutivo (se desarrollará en el Predio de la Ezeiza que pasará a llamarse Julio Humberto Grondona) en la que también se oficializarán  las Vicepresidencias, siendo Rodolfo D’Onofrio el 1° y Daniel Angelici el 2°.

Para el segundo punto habrá que esperar hasta el 18 de diciembre donde se realizará la última reunión de Comité Ejecutivo y se analizará en profundidad el artículo 50, que determina cuales son los requisitos para postularse como presidente de la AFA.

Con la designación de Luis Segura se allanó un camino para los próximos meses, pero también se dejó la puerta abierta a una serie de cambios que pueden modificar el orden/desorden del fútbol argentino en el futuro.