En medio de un clima de extrema tensión en el que está hundida la campaña electoral venezolana, los líderes de la oposición llamaron ayer a defender el voto en las urnas el próximo domingo y exigieron a las fuerzas armadas, controladas por el chavismo, respetar la Constitución y los resultados de los comicios legislativos.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) envió un mensaje con exigencias claras a los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), temerosa de que los militares se alineen con el gobierno de Nicolás Maduro, que, hace unos días, llamó a defender la revolución chavista por medio de una alianza cívico-militar si el oficialismo pierde.

Ante los reclamos de la oposición, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, destacó que el domingo «no habrá un golpe de Estado, no habrá un autogolpe» ni tampoco «violencia terrorista o política», sino «una fiesta democrática» en el país.