El presidente Mauricio Macri criticó esta tarde la marcha de la CGT a Plaza de Mayo a la cual consideró «una pérdida de tiempo.

«Movilizarnos para no sé qué es una pérdida de tiempo», destacó el jefe de Estado en un acto con jóvenes que accedieron a su primer trabajo, en referencia a falta de consignas claras en la protesta.

Macri aseguró que, de todos modos, buscará el diálogo con el sindicalismo: «No hay gente escondida en un sótano de Hong Kong pensando cómo perjudicar a la Argentina. No hay otro camino que dialogar. Estamos acá para ser felices sin molestar al que tenemos al lado».

Uno de los secretarios generales de la CGT, Juan Carlos Schmid, había criticado al gobierno: «No ha multiplicado los peces ni los panes, lo que se ha multiplicado es la pobreza. Nos dice que el progreso está por llegar y que representamos un obstáculo, pero no somos sordos. Hace mucho tiempo aprendimos que las recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) nos han conducido terriblemente al fracaso».