Rusia expulsará a 35 diplomáticos estadounidenses en respuesta a la misma medida adoptada por Washington por la presunta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de EEUU, según una declaración del ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov.

“La reciprocidad es ley diplomática en las relaciones internacionales. Por eso proponemos al presidente de Rusia que declare personas non grata a 31 funcionarios de la embajada de EEUU en Moscú y a otros cuatro del Consulado estadounidense en San Petersburgo”, agrega la declaración de Lavrov.

La medida es en respuesta a la decisión de Barack Obama de decretar sanciones contra dos agencias de inteligencia de Rusia y la orden de expulsar a 35 supuestos espías de ese país por su presunta vinculación con el hackeo de los emails de la cúpula del Partido Demócrata.