El número cuatro del mundo consiguió su primer título en la temporada tras vencer a Juan Mónaco (60°) por 6-4 y 6-1 tras casi una hora y media. También igualó a Guillermo Vilas como el máximo ganador de torneos en polvo de ladrillo con 46.

El partido comenzó bastante más tarde de las 14hs que estaba anunciado, primero porque la final de dobles que consagró a André Sa y Jarkko Nieminen duró más de lo previsto, y luego porque comenzó a llover justo antes del sorteo inicial y después tuvieron que rehacer la cancha porque estaba demasiado resbalosa.

En los primeros tres juegos hubo paridad, pese a que Pico tuvo que salvar unos break points y exigió a Rafa mucho menos que Carlos Berlocq en la semifinal de ayer. Pero tras la rotura en el séptimo juego, el tandilense solo ganó dos de los siguientes diez games, despidiéndose sin siquiera break points conseguidos (ganó solo cinco puntos con la devolución en el segundo set).

Estos dos vienen de ganar el torneo de dobles de Doha en la primera semana del año, y aquí llegaron hasta la segunda ronda. El historial ahora está 6-1 para el mallorquín, que solo perdió en Cincinnati 2007 y ganó todos sus duelos en cancha lenta.

Como no tenía puntos por defender, el reciente semifinalista en Río de Janeiro subirá una posición en el ranking, aprovechando que Andy Murray perdió en cuartos de final en Dubái. Mónaco, que había sido campeón en 2007 y finalista en 2009, perdió su tercera final seguida luego de Kitzbühel 2013 y Gstaad 2014. Como un año atrás había perdido en cuartos de final en San Pablo, volverá al Top 50 por primera vez en diez meses.

El próximo compromiso será en Indian Wells (España arrancará la Zona Europea de la Copa Davis en segunda ronda, y Mónaco no fue convocado por Daniel Orsanic), donde el ibérico defiende puntos de tercera ronda, mientras que Juan llegó hasta la segunda fase el año pasado.

Por séptimo año consecutivo el torneo lo ganó un español, pero por primera vez tras tres ediciones un local llegó al último partido (Juan Ignacio Chela fue el anterior en 2011). David Nalbandián fue el último campeón albiceleste en 2008.

Ayer se había jugado la final del ATP 500 de Dubái, donde Roger Federer (2°) retuvo la corona al vencer a Novak Djokovic (1°) por 6-3 y 7-5. También se consagró David Ferrer (9°) – quien subirá un puesto en el ranking – en Acapulco sobre Kei Nishikori (5°) por 6-3 y 7-5. En el Premier de Doha el trofeo fue para Lucie Safarova (15°), quien venció a Victoria Azarenka (48°) por 6-4 y 6-3.