El Centro Cultural Recoleta del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires inaugura este jueves 5 de marzo, a las 18, nuevas muestras de artes visuales en su sede de Junín 1930, CABA.

Se trata de exposiciones que podrán visitarse con entrada gratuita, de martes a viernes de 13.30 a 20.30 y sábados, domingos y feriados de 11.30 a 20.30 horas.

Las muestras son las siguientes:

Isabel Muñoz – LA BESTIA // Sala C

El objetivo de la exposición es describir el viaje del migrante desde la perspectiva de la fotógrafa y sus acompañantes. Las relaciones humanas y las historias personales de los retratados conforman un mapa que se traza no solo a partir del tránsito del migrante, sino de los que ahora los observan y que no pertenecen tampoco a este territorio “de paso”.

Marcos Bertucelli – ABINTESTATO // Sala 11

Abintestato es un diálogo entre diferentes técnicas donde la fotografía, la escultura y el video instalación se conjugan para reflexionar acerca de las herencias. Marcos Bertucelli hace incapié en aquellas herencias que no hace falta escribirlas en ninguna parte ya que su existencia es innegable.

La muestra pone en primer plano aquello que a veces uno elige no mirar. Al artista le interesan los detalles, aquellos elementos que toman la parte por el todo y lo representan.

Silvia Lenardón – PLASTIFICADOS Y OTROS VERSOS // Sala Historieta

La exposición consta de pequeñas piezas de dibujos que van armando un todo. Los dibujos son fotocopias de originales que además fueron plastificadas siendo cada parte una especie de metonimia mientras que la suma de cada una conforma el todo, una composición o paisaje. Estos dibujos replican otros dibujos, no siempre propios, que van mutando y que a su vez son fotocopiados y establecen un diálogo formal entre ellos, diálogo fragmentado, como los textos que también se fragmentan, de Silvina Ocampo, Delmira Agustini, Clarice Lispector, Emily Dickinson, aparejando así un sinsentido tanto en lo argumental como en lo visual.

Irene Banchero – UMBRAL // Microespacio

Umbral es una obra efímera, desarrollada sobre el plano del muro de una sala con la intención de captar la atención de un público pasajero, como un fugaz juego de ilusión óptica. Es un juego de colores y brillos que busca un instante de sorpresa y comunión. Umbral es una obra luminosa y veloz para un espectador sorprendido y entusiasmado por este fugaz resplandor. La obra se inscribe en una tradición personal de objetos construidos como juegos de colores y espejos, un juego formal que contiene en sí algo de la permanente sorpresa que provoca toda obra cuando funciona como ruptura de cualquier continuidad monótona y desesperanzada.

Umbral es una breve y fugaz iniciación y experiencia en un juego de ilusiones, y destellos que, en la sorpresa y el desconcierto funcionan como apertura a un espacio de discontinuidad y contento.

Malena Pizani – LO SEMEJANTE PRODUCE LO SEMEJANTE // Sala 12

Pizani sigue explorando su interés acerca del uso de objetos y a la realización de puestas en escena ya desplegados en trabajos anteriores. En esta ocasión, presenta una serie de fotos que desarrolla la idea de una relación de carácter mágico entre los elementos que las componen. Podría pensarse como una escena monumental que se rompe en pedazos y donde luego sus partes buscan reencontrar el lugar que les era propio. Sólo que ahora ese lugar no existe y aquellas otras partes que acompañaban ya han cambiado. El objeto ya no es el objeto y la persona ya no es la persona.

Cecilia Méndez Casariego – LOS INFANTES EN EL PARAÍSO // Salas 1 y 2

La muestra consta de cinco esculturas, cinco cabezas de bebés previas al lenguaje articulado. Las dimensiones de las mismas no coinciden con las de la realidad, siendo estas mayores en proporción. La impronta de color de cada una es distinta emparentando el color a la emoción, a los gestos; a la sorpresa. Algunos cierran sus parpados y otros miran con asombro. Las cuatro arcadas que posee la sala 1 serán utilizadas para disponer las cabezas sobre bases de madera: se verán de manera frontal frente a las arcadas, así jerarquizando cada una en particular: el volumen de sus nucas podrán ser vistas desde el patio exterior. Los infantes están dispersos

Diana Dowek – LA MIRADA DE ULISES // Sala J

El Film del cineasta griego Theo Angelópoulus La Mirada de Ulises fue un desencadenante para la realización de esta serie de trabajos, que remiten a un arco amplio de nuestra realidad actual. Realidad, ficción, verdad y falsedad están expresadas en estas obras como interrogantes que llegarán a la visión del espectador, quien a partir de su mirada crítica, observará estas dualidades desde el punto de vista de la imagen y también en el uso de las técnicas.

La combinación de fotografía “realidad” y pintura “ficción” o manipulación de la misma a partir de la transferencia fotográfica sobre el soporte tela le permite a la artista abordar temáticas contemporáneas como: recursos naturales o bienes comunes, desastres no naturales, conflictos y guerras.